Hidroterapia para aliviar síntomas del estrés

Combatir el estrés
terapia con agua para el estrés

Duchas de contraste un excelente remedio para el estrés.

La hidroterapia es una terapia natural que se ha venido utilizando desde hace muchos siglos atrás.

Esta terapia es muy simple y es realmente beneficiosa para mantener nuestro estrés a raya, incluso hay casos de enfermedades activadas por el estrés como el eccema o dermatitis atópica que han sido totalmente aliviadas con esta técnica.

La ventaja de esta terapia es que tendremos lo mejor de dos mundos, ya que como sabrás las duchas de agua caliente y de agua fría tienes sus beneficios respectivamente, pero aquí uniremos las dos para tener lo mejor de ambas, los beneficios que podremos tener de este tratamiento son los siguientes:

  • Las venas se entrenan para dilatarse y contraerse lo que fortalecerá nuestro sistema inmune.
  • Mejora de forma notable la irrigación sanguínea en todo el cuerpo.
  • El cuerpo aprende a manejar de mejor manera las situaciones tensionantes, lo que nos ayudara al control del estrés.
  • Ayuda a que tengamos una mejor concentración.
  • Mejora la irrigación de la piel y la vuelve más saludable.
  • Previene ciertas enfermedades respiratorias.

Como ves los beneficios de la hidroterapia son muchos y fáciles de conseguir.



Forma de tomar un baño para aliviar el estrés

1.- Primero toma tu baño regular de agua caliente. No olvides que el agua caliente ayuda a relajar los músculos y nos da una sensación general de relajación, por ello la primera parte de tu baño debe ser en agua caliente y por lo menos de 5 minutos para que tu cuerpo se caliente.

2.- Pasemos al agua fría. Cambia la temperatura del agua a fría y mantente en el agua fría por 30 segundos. No olvides que el cambio de temperatura no debe ser gradual, ya que los mejores beneficios se obtiene de que exista una contraste rápido en el cambio de la temperatura del agua.

3.- Volvamos al agua caliente. Vuelve la temperatura del agua a caliente y dúchate así durante 1 minuto.

4.- Ponemos por última vez el agua en temperatura fría y nos mantenemos en el agua fría por 30 segundos, listo, tu baño siempre debe terminar en agua fría para tener todos los beneficios de esta terapia para el estrés.

Esta es una terapia que debes hacer a diario y por lo menos por 20 días para comenzar a ver los resultados.

Aquí te dejamos un vídeo donde explica las ventajas de la duchas de agua caliente y de agua fría y como ya sabes de esta manera tendrás lo mejor de dos mundos.

 

Resumen
Hidroterapia para aliviar el estrés
Artículo
Hidroterapia para aliviar el estrés
Description
Aliviar es estrés y sanar tu cuerpo con un baño diario. La hidroterapia es una terapia natural que se ha venido utilizando desde hace muchos siglos atrás. Esta terapia es simple y es realmente beneficiosa para mantener nuestro estrés a raya. La ventaja de esta terapia es que tendremos lo mejor de dos mundos, ya que como sabrás las duchas de agua caliente y de agua fría tienes sus beneficios respectivamente, pero aquí uniremos las dos para tener lo mejor de ambas, los beneficios que podremos tener de este tratamiento son los siguientes: Las venas se entrenan para dilatarse y contraerse lo que fortalecerá nuestro sistema inmune. Mejora de forma notable la irrigación sanguínea en todo el cuerpo. El cuerpo aprende a manejar de mejor manera las situaciones tensionantes, lo que nos ayudara al control del estrés. Ayuda a que tengamos una mejor concentración. Mejora la irrigación de la piel y la vuelve más saludable. Previene ciertas enfermedades respiratorias.
Web